Dani en el Hierro


Leti se llevó a Dani a la boda de su amiga Carmen a el Hierro. Y así lucía de bonito. El viaje resultó un poco cansado para él. Así que al parecer no estuvo lo que se dice en su mejor salsa. Pero algo le debe quedar del viaje. Repite una y otra vez en su Ipad los videos de la fiesta. Y hablando de Canarias: hoy se tomó su primer vasito de leche con una cucharada tal cual del gofio de millo que trajeron. Y le gustó. Lo olió y dijo a su manera lo mismo que todos hemos dicho en casa: Ummmmm (qué bien huele)¡ Mi Hierro querido, !Qué lejos estás!

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Boda en Pamplona


El día 26 de mayo se casó Ricardo y en la comida pusieron 2 cuidadoras para los pequeños. Comieron aparte (Dani, a ratos) y luego salieron a jugar y a divertirse con ellas. Ya pondré alguna foto de como iba vestido de “señorito” con corbata y todo. Pero de esas no tengo en mi móvil. Esta es de cuando apareció pintado por las monitoras. Una monada de mami y bebé.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pantalla táctil


Hace ya más de 15 días que trajimos para mi ordenador una pantalla táctil. Aparte de quitarme el trasto de la antigua pantalla de “culo”, Dani podía ser más autónomo en su “entretenimiento” y aprendizaje. Y aunque no tiene la rapidez y sensibilidad (la pantalla) del ipad3 que tiene en casa de su madre, por lo menos se le parece y así no necesita que nosotros estemos ayudando con el ratón. Total, una maravilla.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Letras y números

Cuando Dani va a la plaza del pueblo su parada favorita es la farola del centro. ¿Por qué? Allí están marcadas en relieve algunas letras y números que le fascinan. De pie o de rodillas las recorre con su índice mientras respite: tres, tres, bliz,bliz,bliz …. Allí se queda hasta que lo quitamos o se aburre. Por la misma razón es difícil llevarle por cualquier calle a pie porque se para a cada rato a “leer” las matrículas. No nos podemos quejar, recogemos lo que hemos sembrado.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Y ahora el IPAD

Como decía el otro día, a Dani le encanta el ordenador. Pero todos pensábamos que la pantalla táctil sería genial para él. Y así ha sido. En pocas horas le ha cogido el tranquillo al Ipad que han comprado en casa .  Tiene preparado su menú especial. Lo usa en cualquier sitio y en cualquier momento. Pero él, en realidad, lo que prefiere es el Skype. La S del programa la tiene super-identificada. Le encanta conectarse y desconectarse, y nos vuelve locos a todos. El único fallo que le encuentro al aparato es que sus padres se han comprado el último modelo del mercado. Y tiemblo cuando lo veo en sus manos. La abuela tendrá que comprarele algo más barato. No creo que haya mucha diferencia en las utilidades!!!!!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Dani se rebela

Las rabietas de Dani son cada vez más difíciles de controlar. Al gustarle tanto los “botones” cualquier aparato tiene que ser experimentado y “controlado por él. Ayer fue imposible hablar tranquilamente con Blanquita en el Skype. Cuando Dani me vio mover la webcam para enfocarle ya no hubo forma. Tuvimos que seguir hablando “a ciegas”. Menos mal que llegó su madre y consiguió que se olvidase de la cámara a base de teta. La pena fue que ya la red empezó a fallar del lado mexicano y la conversación quedó en desastre.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Dani y el ordenador

Es una tarde gris de primavera
y llueve.
Lentamente
pasan a mi lado las cosas
y sus sombras.
De pronto
centellea el cielo
y apareces tú.
Compruebas
que todo lo que está a tu alcance
ocupa el mismo lugar que ayer.
Das un grito de alegría
si encuentras un libro nuevo,
un juguete olvidado.
Y luego
me pides en tu idioma
que te suba a tu trona
y en el precioso teclado

que te compré

empiezas el recorrido

por todos los juegos on-line
que yo te he buscado.
Pasas casi una hora,
los ojos fijos en la pantalla,
tus deditos recorriendo las teclas
una y otra vez.
De vez en cuando
te vuelves
como para comprobar que sigo aquí.
Diez y seis meses.
¡Un beso, Dani, un beso a abuela!
Me mandas dos o tres, y vuelves a lo tuyo.
Cuando has agotado toda la gama
aceptas ir al rincón de la biblioteca.
Pintamos y leemos.
Ya es casi de noche.
Viene tu madre.
¡Vamos, Dani, a cenar!
Al cerrar la puerta
vuelve el silencio
y las sombras de las cosas
ocupan su espacio
en la casa
y en mi corazón.

Publicado en Dani, Sin categoría | Deja un comentario