Mañana me voy

Esta imagen, tomada justo un año después de mi operación, me recuerda aquellos días en la Paz, aquel miedo, aquellas noches sola viviendo al lado de seres que, como yo, sufrían. Hoy, que me encuentro bastante bien, y que estoy en vísperas de otro viaje a México, recuerdo a Severiano Ballesteros que en un piso de esos se debate entre la vida y la muerte. Nuestro querido pedreñero, imagen del hombretón del norte, está ahí, luchando, sufriendo, un terrible partido. Ojalá pudiera sentir el cariño que todos le tenemos, y que no está solo. Ojalá consiga salvar este último hoyo. Un abrazo, Seve.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s