San José

Ayer fue mi santo familiar. El santo de mi madre, que tanto celebrábamos, y el segundo mío. Por la noche hubo grandes cohetes por el barrio. Y no me di cuenta de porqué hasta que me topé, a mediodía, con una surrealista procesión con mariachis y el santito bajo palio. Gente muy humilde, de verdad. Pero era su fiesta.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s