Dani en Arco

En la

sala de los niños Dani pudo “tocar” la obra de arte hecha por los pequeños visitantes. Dio la casualidad que en el gran mural hecho de chapas su mamá encontró su nombre. Me lo enseñó y dijo “!Qué suerte!” y enseguida nos dimos cuenta que justo al lado del nombre estaba la palabra “suerte”. !Qué casualidad!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s