Los anuncios dichosos

A Dani no le gustan demasiado los dibujos animados. Salvo algunas excepciones (pocoyó, por ejemplo) Hay alguna serie o programa de mayores que los soporta (en general aquellos en que la gente habla mucho, a veces a gritos,se intercala la música y los vivos colores ) Pero enseguida se baja del sofá y se va a otros quehaceres. Pero de repente, aunque esté lejos aparece y se queda extasiado ante el televisor, de pie, con la boca entre abierta, sin hacer caso de nada ni de nadie, ya sea padre recién llegado o abuela con mil propuestas. Nada. Son los minutos de la PUBLICIDAD. No me pregunten cómo se entera de que ha empezado. Pero lo clava. En cuanto termina vuelve su cabecita hacia el recién llegado, sonríe a la abuela, o desaparece hacia su última ocupación moviendo arriba y abajo su naricita. Ahora sí, parece decir, ahora me puedo ocupar de ustedes !!!! Se me ocurrió la maravillosa idea de que si le poníamos “La tienda en casa” le tendríamos inmóvil “in eternum” Pero no, no soporta esos sopíferos vendedores estilo americano con un lenguaje lento y machacón. Le gusta la movida, el cambio, la variedad, y a veces ese imagen paternalista del hombretón metereologo que nos protege de los cacos. Ya lo decía Martín Patino: la publicidad es la mejor escuela de cine, Ay Dani!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s